Kultura eta Hizkuntza Politika Saila

Huellas de Miguel Ángel
Fechas:
21/06/2016 - 31/08/2020
Museo:
Museo Diocesano de Arte Sacro
Descripción:

Se ha revisado la museografía de la sala con una propuesta expositiva titulada "Huellas de Miguel Ángel". En la exposición, además de "San Jerónimo" de Anchieta, se exponen por primera vez otras cinco esculturas romanistas pertenecientes a dos sagrarios procedentes de los retablos de Pedruzo y Castillo. A Pedruzo pertenecen "Padre Eterno", "San Pedro" y "San Pablo", y a Castillo "Cristo atado a la columna" y "Ecce Homo". Se trata de pequeñas tallas en cuanto a dimensiones, pero de gran calidad en cuanto a ejecución, que muestran un romanismo en miniatura. En cuanto al autor, podemos atribuirlas a Esteban de Velasco, maestro escultor de amplia producción en Álava cuyo taller estaba situado en Vitoria.

El relieve representa a San Jerónimo en un paisaje natural, arrodillado ante el crucifijo en un momento de penitencia. Está casi desnudo, cubierto con un pequeño paño de pliegues blandos y le acompañan sus atributos habituales: la calavera, el león y la piedra con la que se golpea el pecho. La huella miguelangelesca se aprecia en el perfecto estudio anatómico del cuerpo, el interés por la fuerte musculatura, la barba espesa y rizada y el gesto de fuerza contenida en su rostro, la famosa "terribilità". Desconocemos la procedencia exacta de esta obra pero sí podemos decir que formó parte de una obra mayor, seguramente un retablo.

Un excelente relieve tallado en el siglo XVI por el mejor escultor del Romanismo miguelangelesco, Juan de Anchieta (Azpeitia 1533-Pamplona 1588). Anchieta fue el gran escultor y difusor de este estilo que se inspiraba en las formas que Miguel Ángel creaba en Roma.

En 2009 la Diputación Foral de Álava, adquirió la escultura y posteriormente fue restaurada en el Servicio de Restauración de la Diputación Foral de Álava.

Documentos: